Pedro & Cesarea Molina

 

                                  

c.1831 - April 25, 1901                                                  c.1835 - 1908

Excerpt from "Mis Abuelos Maternos," by Rosa Chávez Molina

"La abuela Cesárea se casó cuando ya tenía treinta años con Pedro Molina, hombre muy bueno, algo ingenuo y muy religioso. Benefactor de las Órdenes Religiosas Franciscanos y Recoletos, solía donarles a cada Orden un ternero anualmente, costumbre que permaneció hasta que yo fui adolescente.

Un día un sacerdote franciscano visitó su hacienda y al ver su biblioteca revisó los libros que estaban en el Index, entre ellos el “Oráculo de Napoleón” que don Pedro leía con frecuencia. Quemó los libros sin su consentimiento. Este hecho afectó a Pedro pero terminó aceptándolo resignadamente.

La abuela Cesárea era por el contrario una mujer enérgica, muy trabajadora, montaba a caballo para ir a las ferias y fiestas patronales acompañada de sus dos mejores guardaespaldas y dos perros y vendía los productos lana chalana, papas, chuño, etc. Dormía en los campamentos junto con su mercadería ya que no habían hoteles ni posadas adecuadas. Regresaba con las alforjas llenas de monedas de oro y plata y con gran peligro de ser asaltada.

Al enterarse de la quema de los libros, montó en cólera y decidió que esos frailes no volverían a pisar la casa hacienda. Pero pasada la cólera no cumplió y siempre fueron acogidos en casa estos religiosos con cariño y con respeto.

Los abuelos Pedro y Cesárea enviaron a sus dos hijos varones a estudiar a Lima. Wenceslao estudió medicina; Felipe, Derecho. Leonor y Clorinda fueron al pueblo de Putina, hoy provincia de Puno. Allí había una escuelita para niñas donde cursaron el Kinder y dos años de primaria. Después pasaron a un colegio de Puno y estuvieron alojadas y cuidadas por unas parientes, las señoritas Giraldo, que las trataban mal y se apropiaron de dos mantones de Manila, cortándolos en pisitos con los que adornaron su sala. Más tarde, Leonor y Clorinda se trasladaron a Lima y se internaron en el colegio Belén, el mejor de la época. La travesía del viaje en esa época demandaba como mínimo de ocho a diez días. De Churura donde vivían a Juliaca había noventa kilómetros, se requerían dos días a caballo, se descansaba un día y se continuaba a Arequipa en tren durante dos días más. Luego a Mollendo también en tren un día y ahí se esperaba al barco caletero que demoraba tres días hasta en Callao.

En Lima permanecieron Leonor y Clorinda hasta acabar su instrucción. Felipe tuvo que trasladarse a media carrera a la Universidad de Arequipa por el clima seco de la sierra, pero falleció de pulmonía ante de terminar su carrera."

 

Pictured from left to right: Clorinda, Cesaria, Leonor, Pedro, Wenceslao and Agustina

Pictured from left to right: Facundo, Angelica, Leonor, Wenceslao, empty seat for the deceased Pedro, Cesaria, Clorinda, Maria, Elena, Enrique, and unknown.